Cómo cuidar mi kokedama


Las kokedama son muy fáciles de cuidar. Te explicamos como regarla y donde colocarla. 

La kokedama se riega por inmersión. La frecuencia de riego depende de la estación del año. En general:

  • Primavera / Verano: 1 o 2 veces por semana, cuando veas que el musgo ya está seco.
  • Otoño / Invierno:  1 vez cada 10 días o 2 semanas, también cuando veas que el musgo ya está seco.

Pasos a seguir cuando la riegues:

  1. Sumergir la bola de musgo en un bol con agua hasta cubrirla toda.
  2. Esperar dos minutos o que acaben de salir burbujitas de dentro del musgo.
  3. Sacarla y dejarla escurrir hasta que ya no gotee más.
  4. Ya puedes volver a colocar tu kokedama en el lugar donde hayas escogido!

Se recomienda colocar la kokedama en un lugar con luz pero protegido del sol directo. También es preferible que esté alejada de corrientes de aire y de calefacción directa. La mayoría de kokedama son plantas de interior, pero si se trata de una planta de exterior, también se recomienda colocarla alejada de la luz directa del sol y de los corrientes de aire fríos y calientes.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados