Choose your delivery date!

¿Cómo podar tu jardín en un bol?


Una forma creativa y práctica de mantener tus plantas

La poda en un Jardín en un Bol es una técnica eficiente que te permite cuidar tus plantas de manera conveniente y sin complicaciones. En este artículo, te mostraremos cómo podar tu jardín en un bol y aprovechar al máximo esta práctica técnica.

Caloce - Omotesando Plants

 

¿Qué necesitas para podar en un bol?

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano los siguientes elementos:

  1. Un recipiente grande: Opta por un recipiente lo suficientemente grande como para contener los restos de poda de tus plantas sin que se derramen por los costados. Puedes usar cualquier recipiente grande y profundo que tengas disponible en tu hogar.

  2. Tijeras de podar o podadoras: Elige unas tijeras de podar afiladas o unas podadoras de mano que te permitan cortar con precisión y facilidad. Asegúrate de que estén limpias y desinfectadas para evitar la propagación de enfermedades entre las plantas.

  3. Guantes de jardinería: Protege tus manos con un par de guantes de jardinería resistentes y cómodos. Esto te ayudará a evitar cortes y lesiones mientras podas tus plantas.

  4. Una superficie de trabajo: Coloca una superficie de trabajo resistente y fácil de limpiar cerca de tu área de poda. Esto facilitará la disposición ordenada de tus herramientas y restos de poda.

 

Pasos para podar tu jardín en un bol:

  1. Selecciona tus plantas: Identifica las plantas que necesitan poda y examina cuidadosamente cada una antes de comenzar. Retira cualquier hoja marchita, enferma o dañada para mejorar la salud general de la planta.

  2. Podar con cuidado: Utiliza tus tijeras de podar o podadoras para cortar los tallos y ramas que necesiten ser podados. Recuerda cortar justo por encima de un nudo o brote lateral para fomentar un crecimiento saludable.

  3. Coloca los restos de poda en el recipiente: Conforme vayas podando cada planta, coloca los restos de poda en el recipiente. Esto te permitirá mantener tu área de trabajo limpia y ordenada, evitando que los desechos se dispersen por el jardín.

  4. Continúa podando: Repite el proceso de poda con cada planta que lo requiera, depositando los restos de poda en el recipiente a medida que avances. Si es necesario, vacíall una bolsa de basura o en tu montón de compost una vez que esté lleno.

  5. Limpieza final: Una vez que hayas terminado de podar todas tus plantas, asegúrate de limpiar y desinfectar tus herramientas de poda antes de guardarlas. Luego, vacía el bol y limpia cualquier residuo sobrante para dejar tu área de trabajo impecable.

Taller de Kokedama - Omotesandō Plants

En resumen, la poda en un bol es una forma conveniente y eficiente de mantener tus plantas saludables y tu jardín en buen estado.

¡Prueba esta técnica en tu próximo día de jardinería y descubre lo fácil que puede ser mantener tus plantas hermosas y bien cuidadas!

¡Si te ha gustado, pásate por nuestras colecciones de Plantas de InteriorKokedamas y Jardines en un Bol para ver más!