Choose your delivery date!

Las Plantas Más Peligrosas de Japón: Belleza y Peligro en el Mismo Ser


La naturaleza alberga una diversidad de plantas fascinantes, algunas de las cuales poseen una belleza extraordinaria pero ocultan un peligro mortal. En Japón, tierra de paisajes exuberantes y jardines meticulosamente diseñados, también se encuentran plantas que albergan una peligrosidad extrema.

En este artículo, exploraremos algunas de las plantas más peligrosas de Japón, su belleza intrínseca y los riesgos que conllevan para aquellos que las encuentran.

  • Adelfa Japonesa (Nerium oleander): Conocida como «Kaneru» en japonés, la adelfa japonesa es un arbusto de hoja perenne con flores llamativas que van desde el blanco hasta el rosa y el rojo. Sin embargo, todas las partes de la planta, incluidas las hojas y las flores, son altamente tóxicas si se ingieren. Contienen glucósidos cardiotónicos que pueden causar envenenamiento grave e incluso la muerte si se consumen en grandes cantidades.
  • Cicuta de Agua (Oenanthe javanica): La cicuta de agua, conocida como «Mitsugashiwa» en japonés, es una planta acuática con pequeñas flores blancas o rosadas que crece en humedales y bordes de ríos. Aunque es una planta atractiva, todas sus partes son venenosas y pueden causar convulsiones, coma e incluso la muerte si se ingieren. Se debe tener especial precaución al manipularla, ya que el contacto con la piel también puede provocar irritación.
  • Aconitum (Aconitum japonicum): El aconito japonés, también llamado «Karakuri» en japonés, es una planta herbácea con flores de color azul intenso que crece en áreas boscosas y montañosas. Todas las partes de la planta contienen alcaloides altamente tóxicos que pueden causar síntomas graves, como vómitos, mareos, convulsiones e incluso paro cardíaco, si se ingieren. A pesar de su peligrosidad, el aconito japonés ha sido utilizado históricamente en la medicina tradicional japonesa con fines terapéuticos.
  • Lirio de la Araña (Lycoris radiata): El lirio de la araña, conocido como «Higanbana» en japonés, es una planta bulbosa que produce flores rojas brillantes en forma de embudo. Aunque su belleza es cautivadora, todas las partes de la planta son altamente tóxicas si se ingieren, causando síntomas como náuseas, vómitos, dolor abdominal y, en casos graves, colapso cardiovascular. A menudo se la encuentra en jardines y cementerios como una flor decorativa en Japón.
  • Ricino (Ricinus communis): El ricino, también llamado «Shiroza» en japonés, es un arbusto ornamental con hojas palmeadas y cápsulas espinosas que contienen semillas altamente venenosas. Las semillas de ricino son la parte más tóxica de la planta y contienen ricina, una toxina mortal que puede causar daño renal, hepático y gastrointestinal si se ingieren. Aunque es una planta peligrosa, sus semillas también se han utilizado en la medicina tradicional japonesa durante siglos.

 Ya sea al explorar la naturaleza, cultivar un jardín o simplemente disfrutar de la flora japonesa, es esencial conocer y respetar las plantas peligrosas para evitar posibles riesgos. Al estar informados sobre las plantas más venenosas de Japón, podemos apreciar su belleza mortal con un mayor sentido de precaución y respeto por la naturaleza.

 

Pero… ¿Y qué plantas tenéis en Omotesandō?

¡No tienes de qué preocuparte! En Omotesandō no tenemos ninguna planta que pueda tener características venenosas. Pero sí que tenemos muchas plantas que contienen una belleza excepcional. 

¡Pásate nuestro catálogo de Kokedamas y Jardines en un bol, unas particulares técnicas a base de plantas japonesas (pero no venenosas) que no te dejarán indiferente!