Choose your delivery date!

Hongos en las plantas de interior


Cómo prevenir y tratar los hongos en nuestras plantas de interior

Si eres de esas personas que se levantan y lo primero que hacen es ir a saludar a sus plantas, seguro que alguna vez te has alarmado por una mancha negra en una hoja, una tela blanca en una rama o unos puntos rojos en los tallos. Los hongos son una enfermedad que puede afectar a tus plantitas de interior si no reciben el cuidado necesario. ¡Pero no te preocupes! A continuación, te dejamos una guía básica para poder prevenir y tratar hongos y, así, devolver la vitalidad a tus plantas.

hongos en las plantas

¿Por qué aparecen hongos en las plantas?

La aparición de hongos en las plantas de interior puede estar causada por muchas razones, pero siempre suele estar relacionada con la falta de mantenimiento. Con esto no queremos decir que no sepas cuidar tus plantas, ¡sino que cada planta requiere de unos cuidados muy específicos! Por ejemplo, los cuidados de un Ficus Ginseng no serán los mismos que los de una orquídea.

Sea como sea, los hongos pueden aparecer por un exceso de humedad o riego, por una mala aireación del sustrato o incluso por falta de luz solar. A veces, las plantas también pueden presentar hongos cuando están débiles, ya sea por falta de abono o por haber sufrido un ataque de alguna plaga.

 

El Pantone de los hongos

Para poder identificar los hongos, los hemos dividido por colores. Así, cuando veas alguna cosa extraña en tus plantas, podrás referirte a esta guía e identificar el hongo fácilmente:

  • Blanco: El hongo blanco más común es el oídio, que se manifiesta en forma de terciopelo blanco sobre las hojas, tallos o flores. Si se extiende, esta bruma blanca puede llegar a cubrir toda la hoja, impidiendo que la planta haga la fotosíntesis. Así, la planta enferma, se debilita y va perdiendo las hojitas.
  • Naranja: El hongo de la roya se manifiesta en forma de manchas naranjas y puede afectar a todo tipo de plantas, pero sobre todo a las que tienen hojas. La roya hace que la planta se vaya debilitando, se seque y pierda follaje. Tiene la capacidad de extenderse muy rápido, ¡pero también es muy fácil de detectar!
  • Negro: Hay algunas plagas, como la cochinilla, la mosca blanca o el pulgón, que pueden atacar nuestra planta y favorecer la aparición del hongo negrilla. Este hongo afecta la planta a nivel estético, porque se manifiesta en forma de manchas negras en las hojas, pero no tiene por qué afectar su salud. En este caso, se necesita acabar con la plaga antes de tratar el hongo.
  • Marrón y amarillo: Si tu planta presenta manchas oscuras con contornos amarillentos, posiblemente se trate de antracnosis. Suelen aparecer si se poda la planta sin cuidado y se crean heridas o también por ciertos insectos. El calor favorece su aparición y, por eso, es más común durante la primavera y el verano.

 

¡Pasa a la acción!

Si detectas alguno de estos hongos en tu planta, es importante actuar rápido para evitar que se propaguen. ¡Aquí tienes algunos tips para pasar a la acción!

  • Si se trata de un jardín en un bol, evita mojar las hojas o el tronco del Ficus cuando lo riegues. Intenta añadir el agua por el borde del bol cuidadosamente. Los cuidados de un Ficus no son los mismos que los de una Aspa, por ejemplo, pero el método de riego de un jardín en un bol es independiente de la planta que haya en el interior. En este video explicamos algunas cosas acerca del mantenimiento de tu terrario.
  • Si se trata de una kokedama, riégala por la tarde o noche, cuando no le toque el sol. En este video explicamos los cuidados que requiere una kokedama y su riego con más detalle.
  • Una planta débil es más propensa a tener hongos. Utilizar abonos ayudará a tener unas plantas fuertes y sanas. En nuestra colección Plant Care encontrarás nuestros diversos abonos Plant Food, específicos para cada planta, que las ayudarán a crecer sanas y robustas.
  • Si tienes varias plantas juntas y alguna presenta hongos, aléjala de las demás para evitar su propagación.
  • Corta las hojas o ramas afectadas por un hongo para que no se propague al resto de la planta.
  • Si se le han caído hojas a la planta, retíralas para que no se pudran sobre el sustrato.
  • Si ves hongo en el sustrato y está muy localizado, retíralo con una cuchara.

En caso de que estas recomendaciones no funcionen a la perfección, también recomendamos el uso de funguicidas, ya que estos suelen tener un gran porcentaje de efectividad. Nuestro producto Plant Protector te ayudará a deshacerte de los hongos de manera más eficiente.

Como ves, hay maneras de tratar los hongos. Sin embargo, ¡más vale prevenir que curar! En Omotesandō Plants te recomendamos seguir esta consigna: ¡observación, prevención y acción!