Choose your delivery date!

¿Qué tipos de riego existen para plantas?


El mundo más allá de la regadera

¿Qué favor te suelen pedir tus amistades cuando se van de viaje? Que les riegues las plantas de casa. Y es que regar las plantas parece tarea fácil, pero en realidad es todo un mundo. No solo hay que tener en cuenta cuándo y cuánto riegas una planta de interior, sino también cómo.

Si no quieres meter la pata y fastidiar plantas ajenas, puedes seguir esta guía, donde detallamos diferentes tipos de riego para plantas de interior.

tipos de riego para plantas

 

Regar el sustrato: el riego de toda la vida

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en regar es una regadera. El tipo de riego más común y fácil es el riego por la base, es decir, verter agua en el sustrato donde crece la planta. Puedes usar una regadera, una manguera, una botella o simplemente un vaso, pero lo importante es que el agua solo moje la tierra, no el tallo ni las hojas de la planta.

Te recomendamos que coloques un plato debajo de la planta, ya que probablemente salga agua por los orificios de la base de la maceta… ¡Y no quieres inundar la casa de tu colega!

 

Regar por inmersión: nuestra técnica favorita

En Omotesandō Plants tenemos un máster en riego por inmersión, ya que así es como se riegan las kokedamas. Sin embargo, ¡una planta en maceta también se puede regar con esta técnica! En ambos casos se realiza de la misma manera, solo necesitas sumergir la bola de musgo o maceta en un recipiente con agua.

Con unos dos minutos bastará para que el agua impregne el sustrato. Luego ya la puedes colocar de vuelta a su sitio, ¡pero no te olvides de dejarla escurrir un poco para no dejarlo todo perdido!

 

Regar por el plato: un buffet libre

Otra manera de regar una planta de interior que tengamos en maceta es vertiendo agua en el plato inferior. Hay plantas delicadas que pueden verse afectadas si el agua les salpica las hojas o flores, por lo que regar el plato es una buena manera de evitar molestarlas. Además, así son las plantas quienes absorben el agua que necesitan como si de un buffet libre se tratara.

 

Plantas especiales: cómo regar un cactus o una planta preservada

Hay plantas de interior que requieren de una atención especial en cuanto al riego. Por ejemplo, muchas personas se preguntan cómo regar un cactus. En general, los cactus necesitan poca agua, pero eso dependerá de la temperatura ambiente y el tamaño del cactus. Se recomienda regarlos por la base solo cuando el sustrato está seco, que suele ser una vez por semana o menos.

Las plantas preservadas, como las rosas de Omotesandō Plants, son las más fáciles de cuidar porque no hay que regarlas. Mantienen su aspecto natural intacto sin necesidad de agua. De hecho, ¡regarlas podría dañarlas! 

¡Así que ya sabes! Si cae sobre ti la responsabilidad de regarle las plantas a alguien, ¡ten a mano esta guía! 

¡Si te ha gustado, pásate por nuestras colecciones de Plantas de InteriorKokedamas y Jardines en un Bol para ver más!